Metabolismo lipídico: parámetros con mayor poder predictivo


En muchos controles analiticos con una bioquimica general vemos como, en lo que al metabolismo lipidico se refiere, tan solo aparecen los parametros de colesterol total y trigliceridos.

Es dificil, poder analizar entonces la situación del paciente, ya que el resto de parametros lipidicos son esenciales para poder valorar el riesgo cardiovascular asociado al incremento del colesterol plasmatico.

Los valores de LDL-colesterol han constituido la piedra angular del riesgo de enfermedad cardiovascular y el principal objetivo para el tratamiento. De todas formas, la información disponible actualmente indica que los índices Colesterol total/HDL-col y LDL-col/ HDL-col constituyen indicadores de riesgo con un valor predictivo superior al de los parámetros aislados utilizados de forma independiente, y muy especialmente el primero. Ambos índices pueden considerarse similares, habida cuenta de que las dos terceras partes del colesterol plasmático se encuentran en las LDL y, por tanto, hay una correlación estrecha entre Colesterol total y LDL-col. La capacidad predictiva de los cocientes se apoya en datos que indican que el aumento del HDL-col se asocia, de forma más prevalente, a la regresión de la placa, mientras que el descenso de LDL-col frenaría la progresión.

Ambos cocientes predicen un riesgo cardiovascular mayor ante un amplio margen de concentraciones de colesterol. Sin embargo, cuando no se dispone de una medida fiable para estimar el LDL-col, por ejemplo en casos de hipertrigliceridemia, es preferible utilizar el cociente Colesterol total/ HDL-col. Ello es particularmente interesante en los pacientes con características de síndrome metabólico.

La Apo B constituye la mayor parte del contenido proteico de las LDL, lo mismo que la Apo A-I lo es de las HDL, incluso como parámetros sometidos a menor grado de variación. En consecuencia, el cociente Apo B/Apo A-I es también de gran valor a la hora de detectar el riesgo aterogénico y, frecuentemente, superior a la relación CT/cHDL y cLDL/ cHDL.

Asi pues, para el diagnóstico y el tratamiento de la dislipemia, incluidos los instrumentos para el cálculo del riesgo cardiovascular o las guías de actuación, se deberian incorporar los índices lipoproteicos con mayor poder predictor y que, a la luz de los resultados, no son otros que los que incluyen el HDL-col. Mientras, proponemos que los cocientes lipoproteicos se calculen de forma sistemática en la evaluación de las enfermedades lipídicas aterogénicas, especialmente las caracterizadas por un incremento en los valores de triglicéridos plasmáticos.

Si quieres calcular el indice aterogenico, existen múltiples calculadores que introduciendo los diversos parámetros te darán una estimación del riesgo, no sirviendo esto para el diagnostico de ninguna enfermedad, ya que para eso esta el facultativo.

Clínica de Nutrición Biodieta

FUENTE: Lipoprotein indexes: physiological significance and clinical utility of atherogenic indexes in cardiovascular prevention.

 

Para un correcto diagnostico a nivel lipídico, la analítica debería incluir todos los parámetros del metabolismo lipidico.

Para un correcto diagnostico a nivel lipídico, la analítica debería incluir los parámetros con mayor poder predictivo.

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+6Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Acerca de Clínica de Nutrición Biodieta

Somos una Clínica de Nutrición y Dietetica llevada de la mano de profesionales sanitarios con amplios conocimientos en la materia. Pretendemos conseguir un estado nutricional optimo que suponga el aporte de energía y nutrientes a cada individuo, en función de sus necesidades. Nuestro metodo se basa en tres pilares fundamentales: Alimentación Equilibrada-Motivación- Ejercicio. El ejercicio físico lo realizamos de forma personalizada dentro de nuestras instalaciones deportivas. Ponte en contacto con nosotros y un Nutricionista examinara tu caso y te dirá que tratamiento personalizado te conviene realizar.