Medidas para evitar el reflujo gastroesofagico


La Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) asegura que alrededor del 40% de la población sufrirá un episodio de reflujo gastroesofágico a lo largo de la vida y, además de los tratamientos farmacológicos, recomiendan otras medidas para evitarlos, como perder peso, llevar una dieta saludable, no saciarse en las comidas y elevar el cabecero de la cama.

Este trastorno consiste en el ascenso del contenido gástrico al esófago y, tal como señala el Dr. Manuel Rodríguez-Téllez, especialista del aparato digestivo y experto de la SEPD, no es inhabitual en personas sanas. Sin embargo, cuando se da dos veces o más por semana y se acompaña de síntomas como ardor o acidez (pirosis), regurgitaciones del contenido del estómago u otras complicaciones, es cuando se cataloga como enfermedad, que afecta al 16% de la población.

Las causas principales son que el esfínter esofágico inferior se relaja más veces de lo normal de forma espontánea, que la válvula está débil y cede ante cualquier presión, o una alteración anatómica como una hernia de hiato.

Entre las recomendaciones para evitarlo, la más eficaz es la pérdida de peso, ya que la obesidad produce más presión en el abdomen, recuerda la SEPD. También es clave mantener una dieta sin exceso de grasas, chocolate, café, té, alcohol, tabaco y bebidas gaseosas, y dormir con la cabecera algo más elevada, ya que la secreción de saliva facilita el lavado del ácido en el esófago.

En cualquier caso, los pacientes diagnosticados no deben abandonar nunca la medicación “sin consentimiento y control médico porque las consecuencias pueden ser graves”, recuerda el Dr. Rodríguez-Téllez. Sobre todo, añade, porque entre el 70 y el 90% de los pacientes responden al tratamiento con fármacos inhibidores de bomba de protones (IBP), que suprimen la secreción ácida gástrica, entre los que se encuentran el omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y esomeprazol.

“Son el principal y el mejor tratamiento para controlar eficazmente el reflujo gastroesofágico. Son los mejores que nunca han existido y posiblemente los únicos que conoceremos en los próximos años”, asevera este experto, si bien admite que en un 10-30% de los casos los pacientes no responden a estos fármacos.

FUENTE: Sociedad Española de Patologia Digestiva (SEPD)

fármacos inhibidores de bomba de protones (IBP) que suprimen la secreción ácida gástrica.

Los fármacos inhibidores de bomba de protones (IBP) que suprimen la secreción ácida gástrica reducen significativamente el RGE.

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+6Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Acerca de Clínica de Nutrición Biodieta

Somos una Clínica de Nutrición y Dietetica llevada de la mano de profesionales sanitarios con amplios conocimientos en la materia. Pretendemos conseguir un estado nutricional optimo que suponga el aporte de energía y nutrientes a cada individuo, en función de sus necesidades. Nuestro metodo se basa en tres pilares fundamentales: Alimentación Equilibrada-Motivación- Ejercicio. El ejercicio físico lo realizamos de forma personalizada dentro de nuestras instalaciones deportivas. Ponte en contacto con nosotros y un Nutricionista examinara tu caso y te dirá que tratamiento personalizado te conviene realizar.