Los polifenoles de la uva posibilitan el control de peso en casos de obesidad


Una de las causas con las que se relaciona la obesidad es la resistencia a la leptina, una hormona producida por el adipocito (la célula principal de la grasa corporal) que se ocupa de notificar al cerebro que ya se dispone de suficiente grasa acumulada para que dé la orden de reducir la sensación de hambre.

Cuando un cuerpo sufre obesidad, las células del cerebro que velan por mantener el peso corporal no hacen sus funciones adecuadamente, ya que el cerebro es incapaz de reconocer las señales químicas, como la leptina, que llegan del tejido adiposo. Las personas con obesidad muestran resistencia a esta hormona, de forma muy similar a la resistencia a la insulina que presentan los pacientes con diabetes tipo 2.

Los investigadores del grupo de investigación en Nutrigenómica, del departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universitat Rovira i Virgili (URV), han comprobado que administrar una subfamilia de compuestos fenólicos del vino –conocida como proantocianidines– en casos de obesidad, permite que las células del cerebro recuperen la sensibilidad a la leptina. Consecuentemente, estas células ponen en marcha una serie de mecanismos compensatorios para reducir inmediatamente la ingesta y disminuir el exceso de grasa corporal.

Un 10% menos de peso

En este experimento, llevado a cabo con ratas macho, los investigadores han conseguido que las proantocianidinas restauraran la sensibilidad a la leptina y que el hipotálamo reconociera la señal, interpretara la información y activara el mecanismo. Además, la resistencia a la leptina en la obesidad ha sido atribuida parcialmente a la inflamación del hipotálamo, debido a la sobrealimentación, y se ha evidenciado que administrar polifenoles de la uva reduce esta inflamación.

A pesar de estas mejoras en la sensibilidad a la leptina, las ratas tratadas con fenoles de la uva no redujeron el volumen del cuerpo de manera significativa con la dosis y el tiempo que duró el experimento, que no fue suficiente para ver restablecidas las disfunciones del mecanismo en su totalidad. Aun así, el peso y la masa corporal de las ratas tratadas se redujo del 10 al 16 %, respecto de las que no fueron tratadas.

Los autores consideran, al trasladar estos datos a los humanos, que incluir estos fenoles en la dieta de las personas con obesidad puede ser una buena estrategia para reducir el hambre y mejorar la sensibilidad a la leptina, como complemento de otras terapias antiobesidad.

Fuente: International Journal of Obesity (2016); doi: 10.1038/ijo.2016.169

Una investigación de la Rovira i Virgili concluye que incluir estos fenoles en la dieta de las personas afectadas puede ser una buena estrategia para reducir el apetito y el exceso de grasa corporal, como complemento de otras terapias.

Una investigación de la Rovira i Virgili concluye que incluir estos fenoles en la dieta de las personas afectadas puede ser una buena estrategia para reducir el apetito y el exceso de grasa corporal, como complemento de otras terapias.

 

 

Compártelo:Share on Facebook7Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Acerca de Clínica de Nutrición Biodieta

Somos una Clínica de Nutrición y Dietetica llevada de la mano de profesionales sanitarios con amplios conocimientos en la materia.
Pretendemos conseguir un estado nutricional optimo que suponga el aporte de energía y nutrientes a cada individuo, en función de sus necesidades.
Nuestro metodo se basa en tres pilares fundamentales: Alimentación Equilibrada-Motivación- Ejercicio.
El ejercicio físico lo realizamos de forma personalizada dentro de nuestras instalaciones deportivas.
Ponte en contacto con nosotros y un Nutricionista examinara tu caso y te dirá que tratamiento personalizado te conviene realizar.