Las digestiones pesadas cursan con síntomas similares al síndrome del intestino irritable


Un equipo de investigación de Fisiopatologia Digestiva del hospital Vall d´Hebron que estudia el síndrome del intestino irritable, ha descrito alteraciones estructurales en el duodeno de pacientes con dispepsia funcional o digestiones pesadas.

La dispepsia funcional se ha considera hasta hoy un problema mas funcional que orgánico, pero ahora, por primera vez, un estudio describe alteraciones biológicas asociadas a este problema tan común.

Estas alteraciones se fundamentan en cambios en la mucosa del duodeno que se traducen en una mayor permeabilidad de la barrera intestinal e inflamación. Todo ello permitirá, a largo plazo, identificar dianas diagnosticas y terapéuticas especificas para esta enfermedad.

Los resultados de este estudio publicados en la revista GUT y realizados en colaboración con el equipo de Ricard Farré, integrante del Translational Reseach Center for Gastrointestinal Disorders, concretan las lesiones halladas a nivel duodenal, pero ademas arrojan luz sobre el origen molecular de esta enfermedad.

Este hallazgo da una nueva visión a la dispepsia funcional, y proporciona una nueva vía de investigación en una enfermedad de larga duración y difícil de tratar.

La similitud entre los hallazgos encontrados en la mucosa duodenal y los encontrados en el resto del intestino en relación al síndrome de intestino irritable hacen suponer que el origen de la enfermedad es muy parecido, aunque con manifestaciones en regiones diferentes del tubo digestivo.

Hace tiempo que se trabajaba con las hipótesis de que debía existir algún tipo de alteración y deterioro de la función de la barrera intestinal del duodeno en los pacientes con dispepsia.  Por primera vez se han descrito alteraciones en la permeabilidad de la barrera intestinal. Ademas, se ha identificado un perfil anormal de la expresión de varias de las proteínas de adhesión entre células inmunologicas como los mastocitos y los eosinofilos.

Se ha demostrado una asociación significativa entre el nivel de expresión de varias proteínas de adhesión entre células de la membrana intestinal, el grado de aumento de la permeabilidad y la gravedad de la inflamación. Todo ello consolida la inflamación y el deterioro de la mucosa del duodeno y da lugar a la sintomatología conocida de este síndrome.

Los datos hallados en estos estudios desde que se comenzó a estudiar el síndrome del intestino irritable primero y ahora la dispepsia han ido dando forma a un nuevo enfoque diagnostico. Hasta ahora, el diagnostico se sustentaba, fundamentalmente, en la naturaleza crónica de los síntomas sin la existencia de signos evidentes de enfermedad orgánica. Ahora ya no es así, y se deben centrar esfuerzos en buscar dianas terapéuticas orientadas a restaurar el correcto funcionamiento de la barrera intestinal como eje central del tratamiento de estos pacientes.

La dispepsia es cualquier trastorno que perturba la digestión (problemas de motilidad gastrointestinal o hipersensibilidad gástrica), lo que se conoce popularmente como digestiones pesadas. Afecta a un 20-40% de la población y suele producir síntomas en la parte alta del aparato digestivo, siendo los mas prevalentes el malestar abdominal, dolor y quemazón epigástrico, sensación de plenitud, nauseas y vómitos, y casi siempre asociado con la ingestión de alimentos.

A veces, cuando aparece de forma puntual, suele tener una causa identificada y es reversible, pero a veces es recurrente y crónico. Puede deberse a lesiones patológicas evidentes (tumores, ulceras gástricas o duodenales, etc), pero, en mas de la mitad de los casos, cuando se descartan todas las lesiones orgánicas causantes de este síndrome, enfermedades sistemicas o metabólicas, se suele incluso asociar al estrés o trastornos emocionales, como sucede con el síndrome del intestino irritable, y es lo que se conoce como dispepsia funcional, muy común pero muy desconocida y sin un tratamiento eficaz mas allá del sintomático.

La dolencia se produce generalmente de forma ocasional y aislada pero puede llegar a hacerse crónica ya sea por que se prolonga en el tiempo o porque se repite a menudo. Esta sintomatología puede durar incluso algunos años seguidos, y aunque no constituye un problema de salud importante, altera considerablemente la calidad de vida de los paciente.

FUENTE: Vanheel H, Vicario M, Vanuytsel T, Van Oudenhove L, Martinez C, Keita AV, Pardon N, Santos J, Soderholm JD, Tack J, Farre R. Impaired duodenal mucosal integrity and low-grade inflammation in functional dyspepsia. Gut. 2013 Mar 8.

La dispepsia funcional ocasiona alteraciones orgánicas y estructurales del duodeno que se asemejan con las halladas en el síndrome del intestino irritable.

La dispepsia funcional ocasiona alteraciones orgánicas y estructurales del duodeno que se asemejan con las halladas en el síndrome del intestino irritable.

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Acerca de Clínica de Nutrición Biodieta

Somos una Clínica de Nutrición y Dietetica llevada de la mano de profesionales sanitarios con amplios conocimientos en la materia. Pretendemos conseguir un estado nutricional optimo que suponga el aporte de energía y nutrientes a cada individuo, en función de sus necesidades. Nuestro metodo se basa en tres pilares fundamentales: Alimentación Equilibrada-Motivación- Ejercicio. El ejercicio físico lo realizamos de forma personalizada dentro de nuestras instalaciones deportivas. Ponte en contacto con nosotros y un Nutricionista examinara tu caso y te dirá que tratamiento personalizado te conviene realizar.