Comida procesada: un riesgo claro para nuestra salud


El contenido de ácidos grasos trans que se encuentra en la comida procesada- sometida a hidrogenación o al horneado- sigue siendo alarmante a pesar de haber disminuido en los últimos años.

Los datos de un estudio clínico publicados en el British Medical Journal, revelan que a pesar de haber disminuido los niveles de grasas trans en los alimentos, pocos países europeos han puesto limites legales al respecto.

En el estudio que cuenta con los resultados obtenidos entre los años 2005 y 2009, solo se incluyeron aquellos alimentos con mas de 15 gramos de grasa por cada 100 gramos de producto. Así, productos como las patatas fritas, nuggets de pollo, palomitas de maíz para microondas, bizcochos o ciertas galletas analizadas aportaban mas de 30 gramos de grasas trans por 100 gramos de producto durante el muestreo del año 2005.

En el 2009 las cantidades de grasas trans eran algo inferiores pero no lo suficiente  implicando un riesgo evidente para la salud de los consumidores.

Sin duda, un etiquetado mas claro de los alimentos seria una forma de limitar el consumo de ácidos grasos trans, aunque la mayoría de los países dependen de los fabricantes de alimentos para reducir voluntariamente el contenido de sus productos.

Solo unos pocos países Europeos como Dinamarca, Suiza, Islandia y Austria, han desarrollado una legislación que ha obligado a la industria a limitar al 2% la cantidad de grasa trans utilizada en los alimentos.

No obstante, los alimentos con alto contenido de grasa trans aun pueden ser vendidos legalmente como productos envasados o sin envasar en restaurantes y establecimientos de comida rápida en otras partes de Europa.

En 2012 solo una minoría de 14 millones de ciudadanos, frente a 500 millones de habitantes de la comunidad europea, están protegidos por la legislación contra los alimentos que contienen altas cantidades de grasas trans.

Los ácidos grasos trans están producidos principalmente por la hidrogenación industrial de aceites vegetales, un proceso que ayuda a prolongar la vida útil de los productos horneados en los que se utilizan. En estudios anteriores se afirmaba como una ingesta diaria de 5 gramos de ácidos grasos trans elevaba un 23% el riesgo de enfermedad cardíaca.

FUENTE: Steen Stender et al.: “A trans European Union difference in the decline in trans fatty acids in popular foods : a market basket investigation”. British Medical Journal doi 10.1136/bmjopen-2012-000859

El alto contenido en ácidos grasos trans de algunos alimentos procesados pueden poner en riesgo la salud cardiovascular de sus consumidores.

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Acerca de Clínica de Nutrición Biodieta

Somos una Clínica de Nutrición y Dietetica llevada de la mano de profesionales sanitarios con amplios conocimientos en la materia.
Pretendemos conseguir un estado nutricional optimo que suponga el aporte de energía y nutrientes a cada individuo, en función de sus necesidades.
Nuestro metodo se basa en tres pilares fundamentales: Alimentación Equilibrada-Motivación- Ejercicio.
El ejercicio físico lo realizamos de forma personalizada dentro de nuestras instalaciones deportivas.
Ponte en contacto con nosotros y un Nutricionista examinara tu caso y te dirá que tratamiento personalizado te conviene realizar.