Alimentación en Diabetes


El tratamiento nutricional es muy importante para el control de la Diabetes Mellitus, ya que ayuda a regular el metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas.

Cuando se realiza el diagnóstico de la enfermedad se debe buscar el apoyo médico, nutricional, psicológico para formular la terapia integral que debe ser individualizada de acuerdo al género, edad, estado fisiológico, nivel cultural, nivel socioeconómico, tipo de diabetes, estado nutricional, grado de actividad física, duración y tipo de trabajo y medicamentos.

¿Qué es la diabetes?

Es una enfermedad que impide que el cuerpo use el azúcar (carbohidratos) de manera correcta. Al azúcar también se le llama glucosa, la cual es un nutriente que produce energía que el cuerpo necesita para su normal funcionamiento.

Afecta el metabolismo (Utilización) no solo de carbohidratos, sino también el de grasas y proteínas. Los pacientes con Diabetes deben modificar sus hábitos de vida; comer bien, hacer ejercicio y algunas veces utilizar medicamentos.

¿Cuáles es el objetivo del tratamiento nutricional?

El objetivo del tratamiento nutricionales modificar los hábitos alimentarios, para que junto con el ejercicio y el autocontrol mejore el control metabólico y evite o reduzca las complicaciones de la enfermedad, las cuales incluyen enfermedad cardiaca, renal y cerebral, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

Comer sanamente puede ayudar a controlar la diabetes

Lo que se ingiere en la dieta puede afectar la diabetes, porque la comida puede aumentar o disminuir el nivel de glucosa (o azúcar) en la sangre. Cuando uno come, el nivel de glucosa sube. Si pasa demasiado tiempo sin comer el nivel de glucosa baja.

¿Qué pautas de alimentación se deben seguir?

El tratamiento nutricional debe ser individualizado, sin embargo hay unas pautas generales que se describen a continuación:

•Se deben realizar 5 – 6 comidas al día de acuerdo a si se utiliza insulina o algunos medicamentos.
•Se debe utilizar una gran variedad de alimentos y en cantidades moderadas.
•En cada una de las comidas principales debe haber un alimento de cada grupo:

Formadores: Carne, pollo, pescado, huevo, leguminosas.

Reguladores: Frutas y verduras

Energéticos: como arroz, patatas, pasta, pan, avena (prefiera integrales).

Escoja los alimentos teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

Harina, tubérculos y plátanos: Contienen carbohidratos que pueden afectar los niveles de glucosa en la sangre, pero son indispensables para mantener la salud, ya que proveen la energía necesaria para realizar las actividades diarias y algunas vitaminas. Se deben preferir las integrales como pan, pasta, arroz, avena, entre otras. Se deben consumir de 4 a 6 porciones diarias de acuerdo al estado nutricional: si tiene sobrepeso, menos o si presenta bajo peso, más. Es importante que las porciones sean pequeñas.

Grasas: se recomienda el uso de aceite vegetal como el de soja, girasol, maíz, y oliva. Este tipo de aceite aporta ácidos grasos esenciales que el organismo no produce y tienen efectos protectores para el corazón. Se recomienda no reutilizarlo y evitar el consumo excesivo de margarinas. La grasa de origen animal debe ser mínima en la dieta.

Verduras: Contienen vitaminas y minerales que el organismo necesita y aportan una buena cantidad de fibra importante para mejorar la función gastrointestinal y la respuesta del azúcar en la sangre. El consumo debe ser en forma de ensalada. Consuma verduras verdes y amarillas en cantidades moderadas dos veces al día. No hay necesidad de restringir el consumo de ninguna de ellas.

Frutas: La frutas son fuente excelente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que su cuerpo necesita para convertir los alimentos en energía. Se deben incluir en la dieta cuatro porciones al día, teniendo en cuenta la cantidad que se ingiera, ya que algunas frutas tienen más azúcar que otras. Es importante que consuma una gran variedad de frutas en forma entera, ya que el jugo puede afectar los niveles de glucosa en la sangre.

Leguminosas: Contiene una cantidad de fibra especialmente importante y mejora la respuesta del azúcar y la grasa en la sangre. Inclúyalos en su alimentación por lo menos 4 veces a la semana.

Nueces: es una fuente de grasa monoinsaturada, inclúyalo 1 o 2 veces a la semana en la dieta.

Proteínas: Se recomienda utilizar las carnes bajas en grasa (retirar la grasa y la piel de la carne y el pollo), pescados bajos en grasa, atún en agua o aceite de oliva, huevo. Consumirla dos veces al día.

Lácteos: se recomiendan 2 veces al día preferiblemente descremados.

Azúcar: La cantidad de azúcar en la dieta depende del tipo de tratamiento, de la persona y el control metabólico. Se sugiere no consumir azúcar simple como la miel, panela, dulces o el mismo azúcar.

¿Con los medicamentos existe una recomendación especial?

En los pacientes que usan insulina o algunos hipoglicemiantes para el control del azúcar en la sangre, es importante la regularidad en los horarios de las comidas y en la cantidad de los carbohidratos ingeridos. El plan de alimentación debe ser elaborado por una persona experta (Nutricionista) para que la distribución de los carbohidratos sea la adecuada.

¿Se pueden utilizar los edulcorantes libremente?

Existen dos tipos de edulcorantes: los nutritivos y los no nutritivos. Pertenecen al primer grupo la sacarosa, fructosa, sorbitol, y deben contabilizarse a efectos del cálculo energético de la dieta. No se recomienda el uso de fructosa en grandes dosis por que aumenta los niveles de triglicéridos en la sangre, el sorbitol, también en grandes cantidades tiene un efecto laxante. Los edulcorantes nutritivos se deben restringir en dietas hipocalóricas. Los edulcorantes no nutritivos son el aspartame o el acesulfame-k, se pueden utilizar en cantidades moderadas.

¿La fibra tiene algún efecto especial en los pacientes diabéticos?

La fibra insoluble (celulosa, hemicelulosa) contenida en frutas y verduras, retrasa el vaciamiento gástrico y favorece la formación del bolo fecal evitando problemas de estreñimiento. Sin embargo en el paciente diabético tiene más importancia la fibra soluble (Pectinas, mucílagos), pues enlentecen la absorción de glucosa, mejoran los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre y en diabéticos obesos puede producir saciedad y ayudar a la pérdida de peso. La fuente principal de este tipo de fibra son los cereales, leguminosas, frutas y verduras.

¿El paciente diabético no puede ingerir bebidas alcohólicas?

En circunstancias normales, y con un buen control metabólico de la diabetes, el consumo moderado de alcohol no tiene efecto sobre la glicemia. Por consumo moderado se entiende que se permite dos bebidas al día de 60 ml.

En periodos largos de ayuno o con algunos hipoglicemiantes se puede incrementar el riesgo de hipoglicemia (azúcar baja en la sangre), por tal razón debe ser ingerido simultáneamente con comidas ricas en carbohidratos. No se recomienda en pacientes obesos y/o con niveles altos de triglicéridos.

¿La sal se debe retirar de la dieta?

La sal se debe consumir con moderación. En el diabético la sal se debe recomendar de igual forma. Si el paciente presenta hipertensión arterial se debe hacer una restricción de acuerdo a indicaciones médicas.

¿Se necesita suplementar la dieta con vitaminas y minerales u otros nutrientes?

Las recomendaciones habituales de estos nutrientes son aportadas con facilidad por una alimentación completa y sólo en ocasiones será necesario complementarlos. En pacientes malnutridos, con dietas muy hipocalóricas, vegetarianos estrictos, embarazo y lactancia se debe realizar suplementación. También se pueden utilizar los suplementos cuando no se pueden ingerir las calorías en forma completa, ya sea porque no se pueden preparar por las actividades diarias o se quiere variar su alimentación en forma saludable.

¿Qué tipo de suplementos necesita un paciente diabético?

Los suplementos nutricionales deben ser completos, con macronutrientes y micronutrientes, especialmente elaborados para pacientes con diabetes o intolerancia a la glucosa. Su distribución calórica debe cumplir con las recomendaciones de la Asociación Española de Diabetes, con un adecuado aporte de carbohidratos, ácidos grasos y proteínas, enriquecidas con fibra, vitaminas, minerales y oligoelementos.

¿El ejercicio es conveniente para el control metabólico de la diabetes?

Una de las exigencias habituales en el tratamiento de la diabetes consiste en la práctica regular de ejercicio, con la finalidad de contribuir a mejorar, mantener o reducir peso y disminuir el riesgo cardiovascular. Se recomienda realizar ejercicio tipo aeróbico o cardiovascular como caminar, bicicleta, natación durante 30 a 40 minutos diarios. Si se utiliza insulina o algunos hipoglicemiantes deben realizar algunos cambios en la alimentación. Se debe consultar al médico o nutricionista para que lo asesore en este aspecto.

RECUERDE:

Para mantener un nivel de glucosa normal, su plan de alimentación debe incluir:
Qué comer
Cuánto comer
Cómo preparar sus alimentos
Cuándo debe comer
Realizar ejercicio regularmente. Caminar es una forma simple de hacer ejercicio diariamente.
Tomar las medicinas: Si el doctor le dice que necesita insulina o hipoglicemiantes para controlar el azúcar, tómelas diariamente.
Compruebe los niveles de azúcar en la sangre. La mejor manera de saber si está bajando la glucosa en la sangre es ver cuánto azúcar tiene en ella. Procure tener un glucómetro en la casa.

Clínica de Nutrición Biodieta

El tratamiento nutricional es muy importante para el control de la Diabetes Mellitus, ya que ayuda a regular el metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas

El tratamiento nutricional es muy importante para el control de la Diabetes Mellitus, ya que ayuda a regular el metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas

Compártelo:Share on Facebook0Share on Google+6Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Acerca de Clínica de Nutrición Biodieta

Somos una Clínica de Nutrición y Dietetica llevada de la mano de profesionales sanitarios con amplios conocimientos en la materia. Pretendemos conseguir un estado nutricional optimo que suponga el aporte de energía y nutrientes a cada individuo, en función de sus necesidades. Nuestro metodo se basa en tres pilares fundamentales: Alimentación Equilibrada-Motivación- Ejercicio. El ejercicio físico lo realizamos de forma personalizada dentro de nuestras instalaciones deportivas. Ponte en contacto con nosotros y un Nutricionista examinara tu caso y te dirá que tratamiento personalizado te conviene realizar.